Ir a

Fauna

Método de Trabajo

Con el objetivo de aproximarnos a la flora de los Iberos, se ha realizado un análisis previo y una catalogación de todos los ítems vegetales publicados en los yacimientos de la cultura ibérica con una cronología de los siglos VI- I a.C., desde Catalunya hasta Andalucía. Se han distinguido dos grandes conjuntos documentales: los restos orgánicos (lo real) y las representaciones figurativas de vegetales (lo imaginario).
Los restos orgánicos vegetales, por una parte, proceden de la flora autóctona y del uso directo de las plantas por los iberos. Se incluyen las especies, cultivadas y silvestres, que han sido utilizadas con distintas finalidades: alimentación, combustible, madera de construcción, carpintería, escultura, rituales, etc., documentadas gracias a los estudios arqueobotánicos. Por otra parte, las representaciones vegetales en distintos soportes (cerámica, piedra, monedas, metales, etc.) forman parte del imaginario ibérico y tienen un componente simbólico, no siempre fácil de dilucidar.

A partir de las publicaciones se ha realizado un banco de datos cuyas fichas integran toda la información referente a los taxones identificados en cada yacimiento, organizadas en tres grandes apartados:

  1. "Botánica": En los campos de este apartado se indica el tipo de resto orgánico (xilema, semilla, hoja, etc.) y la identificación botánica que puede ir desde el rango más general (Angiosperma o Gimnosperma) hasta la especie con su correspondiente nombre en castellano. En este caso, siempre se ha respetado el criterio de la publicación de referencia.
    Las representaciones figurativas de vegetales se han introducido en varios ficheros atendiendo a su soporte: escultura, pintura, metales, monedas. Para su identificación y descripción se han utilizado criterios estrictamente botánicos, haciendo una descripción morfológica lo más ajustada posible de los órganos vegetativos: hojas, troncos, tallos, raíces y de los órganos reproductores: flores y frutos. Evidentemente, el rango de identificación ha dependido del realismo de las imágenes siendo en muchos casos ambiguas. Al igual que en los restos orgánicos, la identificación ha sido desde el rango de grupo (Angiosperma o Gimnosperma) hasta el rango específico.
  2. "Localización": Se recogen, en este apartado, los datos referentes al yacimiento y al resto vegetal identificado, tales como procedencia, lugar de hallazgo, la colección donde se encuentra depositado, etc.
  3. "Descripción" y "Documentación": Finalmente, se señalan los detalles concretos del resto vegetal catalogado, con todas las referencias necesarias. Siempre que ha sido posible, cada ficha se acompaña de su correspondiente ilustración/es.
    Esta ficha está vinculada a otra donde se describen botánicamente los taxones identificados más significativos de la flora ibérica, se da la denominación científica y vulgar en varias lenguas, se ofrece una descripción de su morfología, hábitat y ecología, así como un mapa en el que se muestra su distribución actual, etc. Este banco de datos sirve para conocer las plantas tal como son actualmente. Se accede al mismo de forma directa o a través del número de taxón.
    Las búsquedas se pueden hacer desde la mayor parte de los campos del banco de datos y los resultados se pueden visualizar tanto de forma resumida como ampliada. También se ha incluido un mapa en el que se pueden realizar búsquedas o visualizar el resultado de las mismas.

La cantidad de restos vegetales y motivos a catalogar ha impuesto unos límites a este trabajo que se intentarán subsanar en el futuro:

Finalmente, nuestra intención es mantener actualizada la información y subsanar los errores y carencias que vayamos observando o que recibamos a través de la colaboración de todos los usuarios.

De lo real a lo imaginario: Flora Ibérica durante la Edad del Hierro
Financiación: Ministerio de Educación y Ciencia HUM2004-04939/Hist y la Conselleria d’Empresa, Universitat i Ciència de la Generalitat Valenciana ACOMP06/012.